El bar Reca situado en la Plaza de la Trinidad, no tiene nada que ver con el antiguo, situado en el mismo lugar y que siempre estaba a reventar.
Era un bar antiguo, sin nada de diseño pero con una tapas a base de fritos que estaban buenisimas (voladillos, calamares, boquerones…)
Pero hablemos del nuevo, con una clientela mas joven y mas “chic”, nos ofrece tapas que tratan de salirse de lo común, aunque no siempre lo consiguen, y algunas veces en su intento de logralo se quedn en un bluff…
Dentro, como el antiguo es muy pequeñito, y casi toda su clientela la tiene en la terraza (ahora que llega el invierno…).
En mi opinión, no destaca por nada especialmente, pero siempre esta a tope…

Anuncios