No es la cafetería de la Carrera de la Virgen (ambas son de los mismos dueños).
Llama la atención los enormes cristales y que pese a ser un local grande tiene pocas mesas lo que hace que sea dificil pillar sitio…
Tiene helados y pasteles (que estan bastante buenos), aunque la Flamboyant (ya la trataremos) tiene mas variedad; y además, pese a que son los piononos lo que le de la fama, no son los que mas me gustan.
Los pasteles, como en casí todos los sitios son una pequeña clavada, pero el cafe por 1 euro, y la tostada a buen precio también, hacen que desayunar no nos estropee demasiado el bolsillo…
Un sitio recomendable, y siguiendo la escala nueva que he puesto le daría un 6,5…
Anuncios