En la calle Trinidad Morcillo, junto a la Facultad de Ciencias, podemos encontrar las bodegas Antonio Perez.

Con especialidad en vinos, disponemos de una carta relativamente amplia para saborear caldos.
Las tapas que nos encontramos se salen de lo habitual, y no son desde luego abundantes, pero eso sí, distintas.
Hay también raciones.
La decoracíon es tradicional, pero muy cuidada… el ambiente es algo bohemio, mezclado con gente bien, y aunque es pequeño termina llenandose.
El precio de la consulición varia de 1,96 por una cerveza, a una media de 3 euros por la copa de vino…
Un buen sitio para inicar la noche…
(Luego buscamos más, pero estaban todos llenos)


Anuncios