Por fín algo de tiempo para poder escribir, y es que trás un apr de días mas liados que de costumbre, estamos aquí de nuevo para postear la crónica de una nueva visita a un local donde disfrutar del buen tapeo den nuestra tierra.
Se trata de Taberna Salinas.



En esta ocasión, se trata del establecimiento que tienen situado en la calle Elvira, practicamente enfrente de la iglesia conocida popularmente como “los Hospitalicos”.
Los habituales a nuestra bitacora recordareis (y si no, AQUÍ os dejamos el enlace), que ne el mes de Diciembre estuvimos en otro de los locales con el mismo nombre, cercano en proximidad, ya qe se ubica entre las calle Joaquín Costa y Almireceros.


En un día de verano, se agradecia encontrar refugio con una buena cerveza.
Nada más entrar nos encontramos una serie de mesas a ambos lados, con taburetes y banco corridos donde poder comer, tanto raciones como platos a la carta.
De hecho había un buen numero de visitantes extranjeros en ellas.
Nosotros nos sentamos directamente en la barra; y aunque había futbol (del que estos días es dificil abstraerse y del cual sabeis que no me gusta demasiado en determinados lugares…) he de decir que al ser un acontecimiento como el mundial, y no abusar de un volumen extremo, lo acepté de buen grado.

Así llegamos a la primera ronda que pedimos… se trataba de un mosto y de una cerveza fresquita…
La tapa que nos pusieron para acompañarla era de carne en salsa acompañada con unas patatas fritas.

La cantidad de la misma, sin ser excesiva, si era bastante apropiadam y permitía saciar “el gusanillo” del hambre y quedar satisfecho.


En nuestra segunda consumición, optamos por dos cervezas, que nos sirvieron acompañadas de un plato de cazuela de pescado con patatas.
Guiso tradicional, del cual, pese a no ser digamos, “fan”… he de decir que estaba bastante bueno, y como prueba de ello, alguno… no pudo resistirse al pequeño gran placer que supone “mojar” un poco de pan en la salsa.




Por lo demás he de decir que el servicio fue agradable y rapido, ya que aunque si bien no había excesiva gente, no tardaron ni en atendernos ni en servirnos.
El local, decorado a modo, como su nombre indica de taberna, tiene una cuidada ambientación tradicional, con toneles, jamones colgados, pequeños botelleros… y abundancia de maderas, que le dan un toque de calidez.




Como decíamos al comienzo, y aunque encontramos a la entrada unas mesas donde comer, es al fondo a la izquierda donde podemos encontrar un salón, mas tradicional, y si lo queremos llamar así, mas apropiado para una comida mas formal.


Respecto al precio, decir que las 4 consumiciones nos salieron por poco más de 7€, y es que no recuerdo exactamente cuanto jjj (quizás 7,20€?).
Había una carta, en la que había platos y raciones, muchos de ellos típicos de nuestra tierra.
Ante la duda que alguno pueda plantear, la diferencia de este local, con su similar del mismo nombre que comentamos en Navidad, y os recordamos al principio de la entrada, puede radicar desde mi punto de vista, que este último (el situado en la calle Elvira) esta más enfocado al tapeo, a comer a base de raciones o platos, algo más informal… mientras el otro, es quizás algo más selecto, dedicado a comidas (la barra es mas pequeña) mas elaboradas y con presentación mas cuidada.
No obstante recordaros como hacemos siempre, que cualquier aportación, comentario o sugerencia de este u otros sitios será bienvenida…

Anuncios