Ho volvemos a uno de los sitios que visitamos en los comienzos del blog.
Ha cambiado, ahora orientado al tapeo… y es uno de los mas visitados en la página… así que era obligación hacer un repaso… y aquí está…

Se trata del Piaf, anteriormente conocido como Librería,
(por los libros que adornaban sus estantes); con una clientela variada, predomina un ambiente algo mas “bohemio”, que lo hace ser uno de los cafes con más encanto.

Está en la calle Buensuceso, enfrente de la Escuela de Turismo, en una de las perpendiculares a la Trinidad y a Puentezuelas, en uno de los barrios con más encanto de la ciudad, de la Magdalena.
Ver mapa más grande

AL entrar lo primero que nos llama la atención es la mesa que hay a nuestra izquierda, y los estantes con libros que nos rodean, mientras comenzamos a oir una banda sonora a base de jazz, pasando por algunas canciones de Tonino Carotone y charangas…


El sitio al entrar estaba con algunas mesas ocupadas.
Encontramos un pasillo, al final del cual esta la barra y un pequeño saloncito con algunas mesas.
Reconozco que tanto de este sitio como del Bohemia, tengo una opinión bstante parcial, pues guardo buenos recuerdos de ellos por motivos personales.

Un ejemplo de la decoración lo teneís en estas dos fotos.
Recordad, que si haceis click, se pueden ampliar.

La chica nos atendio nada más llegar.
No hubo esperas, y fue agradable.
Nos pedimos dos cervezas, servidas en jarras como podeis ver.

Las tapas son a elegir, dentro de la carta que tenemos a nuestra disposicíon, y que podeis ver más abajo.
En ella también hay bocadillos y platos, a unos precios creo que bastante adecuados.
Se pueden pedir dos variedades.
La primera tapa que pedimos nosotros fue lomo persillade (lomo marinado en aceite de oliva con ajo y perejil).

He de decir que estaba muy bueno… y eso unido al hambre hizo que durase poco.
Así nos preparamos para elegir otra tapa con la que acompañar la segunda ronda.

En este caso nos decantamos por una crema fría de berenjena con cebolla, ajo crudo y aceite de oliva (caviar de berenejna) y por un rollito de jamón de pavo con queso blanco.

Aquí teneis ambas tapas por separado, junto con un detalle de la carta, con la fotografía de Édith Piaf, que le da nombre al local.

Me resultó agradable el ambiente…
A la hora de pagar el precio de las dos rondas fué si mal no recuerdo de 7,60€.

Es, creo, desde mi punto de vista un sitio recomendable, 100%, ubicado además en una zona de gran encanto.

Anuncios