Catracho: Es un gentilicio coloquial sinónimo de hondureño utilizado desde la segunda mitad del siglo XIX.


Comenzamos esta definición, a modo pasapalabra, haciendo referencia al nombre del último sitio en el que hemos estado.
He ido acompañado de buenos amigos, Olivia, Josu y Juan Alberto a conocer este sitio.
Se trata de El Catracho… y esto es la crónica de la visita.

http://maps.google.es/maps?q=37.178737,-3.600098&num=1&t=h&ie=UTF8&ll=37.178373,-3.600184&spn=0.002137,0.004726&z=14&output=embed
Ver mapa más grande

En la calle Marqués de Falces, una calle perpendicular a Santa Paula que baja de la Gran Vía (como veis en pleno centro) se encuentra este establecimiento que lleva abierto muy poco tiempo.
De hecho en street view aún aparece como bajo en obras.

De entrada lo que nos llama la atención es la decoración, con trozos de troncos a modo de mesas, al igual que algunos muebles de maquinas de coser antigüas que tienen esa misma utilidad.
Las mesas y taburetes están distribuidas por todo el local, y justo enfrente una barra, con la cocina a uno de los lados.

En nuestro caso decidimos sentarnos en torno a tronco seco, que nos hizo de mesa.
El bar tiene un ambiente de caracter latino, tanto en la decoración, como por el personal y algunos clientes.
Nada mas entrar el chico nos atendio amablemente y rapido.
Nos pedimos 4 cañas, que fueron tubos finalmente como se puede ver en la foto.



La tapa no es a elegir; en nuestro caso, en primer lugar nos pusieron estas hamburguesas dentro de unos bollitos de pan casero, con cebolla y mostaza dulce.
Como veis, la tapa para 4 personas tiene una tamaño considerable.

Aunque el día en que pasé estaba lleno, hoy jueves noche estaba bastante mas tranquilo, a lo sumo estabamos unas 10 personas, por lo que no había ni prisas ni agobios.
Me llamó la atención el cartel en algunos sitios, incluida la entrada en la que ponía zona 504.
No se exactamente a que se refiere (si es algo típico, o de música…) … así que si alguien lo sabe puede ponerlo en los comentarios.



Así, entre conversaciones que giraban en torno a distintos temas, decidimos pedir una segunda ronda.
En este caso, practicamente repetimos la bebida, salvo el cambio de una cerveza por una clara.
Y la tapa que nos pusieron es la que veis.
Eran unos bocadillitos (con el pan caliente) de lomo, con queso.
Del mismo tamaño que los anteriores, nos llenaro el estomago, y nos quitaron el frio


(Disculpad la calidad de la foto)

Poco a poco, según avanzaba la aguja del reloj, entraba alguna gente más, y nosotros mientras pedimos la cuenta.
El precio es de 2€ cada consumición, por lo que la cuenta es bastante facil… en nuestro caso 8€…
Es un sitio nuevo más que os traemos dentro de la ruta para tapas que podeis encontrar por el centro

Y tras nuestra visita al Catracho, volvimos al Piaf, a que Josu, Olivia y Juan Alberto lo conociesen…

Anuncios