Un día al sol… y una colaboración que no esperaba jjj… gracias (ya sabes a quién, y es que… que pareja mas buena haceis jjj), que ya que no he podido salir a tomar nada, al menos no se queda el blog cojo en este día tan señalado…
Han estado en el bar El Parque del Vino, una vinatería, y esto es lo que me han pasado por mail…


Para empezar os situo… el local esta situado justo enfrente de la entrada del Parque de las Ciencias, en la Avenida del Mediterraneo, una calle peatonal y trnaquila perpendicular a la carretera de Armilla.

http://maps.google.es/maps?q=37.162269,-3.603677&num=1&t=h&sll=37.333116,-3.483181&sspn=0.410236,0.308191&ie=UTF8&ll=37.162035,-3.604771&spn=0.004275,0.01354&z=14&output=embed
Ver mapa más grande

Al llegar el sol caía a plan sobre nuestras cabezas, y encontramos rapidamente un sitio en la terraza, donde poder tomar el solecito.
La sombra?0%… pero daba igual.

Nos pedimos dos cervezas… que era lo que pedía el cuerpo.
El camarero muy agradable nos atendió enseguida.
Como veis esta es la carta de tapas, pudiendo elegir las que queramos, si bien nos dijo que tienen una tapa del día que no aparece en la carta, siendo hoy patatas a lo pobre con huevos de codorniz, que fue al final la que nosotros pedimos.

Y que es esta que veis a los pies del texto.
El plato tenía un tamaño bastante aceptable y a las patatas habían logrado darle un punto muy bueno.

Pero con el calor que hacía, junto con el hambre, hizo que la tapa durara poco, así que pedimos una segunda.
En esta ocasión nos decidimos por acompañar otras dos cañas con una tapa de pinchos morunos.
Iban acompañados de unas patatas chips.

Pero aún así había mas hambre, aunque no de liquido.
Al preguntar que pedir, nos trajo la carta de raciones y platos.
Habíamos visto pasar algunos platos y tenían buena pinta.
En nuestro caso pedimos unos pinchos, que vimos en una mesa al llegar y se veían grandes, y unas croquetas caseras.
Los pinchos no salieron en la foto… pero si las croquetas como veis.

La terraza se había entretando llenado, y la gente iba cambiando de mesa según se iban unos y llegaban otros buscando sombra… pero nosotros seguiamos al solo como unos campeones… perdón también campeonas…

Aún así, con el estomago ya satisfecho, llegó el momento en que no entraba nada más, por lo que optamos por pedir la cuenta.
El total no lo recordaban mis colaboradores, pero según me comentan el precio de cada caña fue de 1,60€, muy bueno tratandose de una terraza, que además puede dar mucho juego ahora que llega el buen tiempo, como las noches en verano…
Todo esto unido a un servicio agradable y atento hace que sea, según me comentan un lugar recomendable y aconsejable visitar.

A titulo personal, googleando un poco, he visto que también tiene vinos, por si alguno anda interesado en el tema, y el interior se ve moderno y bastante curioso.

Anuncios