Actualizado: Tras varios días en los que hemos ido y estaba cerrado, Japi me ha informado que ha sido traspasado.
Una pena porque las tapas eran realmente buenas.

Ayer, con el día de frio que hacía, nada mejor que tomar algo… lo que hacía que además los sitios estuviesen a tope.
En uno de los sitios que estuvimos, fue gracias a la recomendanción de Japi, lector habitual y creador de reycij (gracias Japi).
Se trata de la Taberna El Refugio…

Esta ubicada en la calle Mulhacen, una perpendicular de la calle Alhamar, cerca de otros sitios como El Cayao, Entre Telas, Teta de Novicia, pero en la otra parte de la calle…


http://maps.google.es/maps?q=37.168722,-3.601525&num=1&t=h&sll=40.396764,-3.713379&sspn=7.829737,14.985352&ie=UTF8&ll=37.168554,-3.601273&spn=0.002133,0.004726&z=14&output=embed
Ver mapa más grande

Al llegar encontramos que estaba más o menos a la mitad de gente, pero había sitio donde sentarse.
El local hace esquina y aunque no es en exceso grande, y encontramos que tiene algunas mesas donde sentarnos, otras con taburetes y una barra al final.

Nada más sentarnos, nos atendio el chico rapidamente, de manera agradable, con simpatía.
La consumución que haríamos fue una cerveza sin alcohol, un vino sin alcohol y un vino, un Carlos Serrés, tempranillo.

El local esta decorado de manera austera pero muy acogedora, con unos elementos tradicionales, como son toneles y maderas que nos hacen pensar que estamos en una taberna antigua.

Dentro de lo que podemos pedir, me llamó la atención ver un cartel con las cervezas especiales que podíamos pedir (en algunos sitios solo tienen una o dos) y unos vinos para copear, que al menos para paladares no conocedores como el mio, son más que suficientes.

Hay una carta donde aparecen platos y raciones, que podemos pedir para probar, sentados en las mesas comodamente.
Como veís, tienen página web.

Las tapas no son a elegir.
La que nos pusieron a nosotros, y que encabeza el post, fue una fuente cuadrada de boquerones fritos, acompañados de unas rodajas de tomate aliñado y una rebanada de pan.
La verdad es que al ponerla, me sorprendío gratamente el tamaño, y la tapa en general, al probarla.

Sin embargo, tuvimos que irnos de manera precipitada, debido a las horas que eran, y no pudimos pedir otra más, para ver cual era la siguiente tapa.

A la hora de pagar, el total de las tres consumiciones, vino incluido, fue de 6,20€, que considero un buen precio, teniendo en cuenta como digo que iba un vino, que suelen tener un mayor precio.
Eso, y lo agusto que estuve, me hace decir que seguro que volveré.

Actualización:
Hoy hemos vuelto a ir (sin desvelar nuestra identidad jj), y la segunda tapa han sido unas riquisimas salchichas en salsa que había preparado Juan.
Se lo comentamos a Ivan, que muy amablemente atiende, y le preguntamos por las famosas croquetas, que otro día que vayamos pediremos.
Muy recomendable el sitio.

Actualización:

Esta es la tapa de croquetas que me ha pasado Josu… muy ricas.

Anuncios