Aquí estamos de nuevo.
Tras más de una semana de ausencia por distintos motivos … completados con el fallo de Blogger este fín de semana que dejó inservibles algunos post que teniamos preparados… toca rehacerlo todo de nuevo..
En este caso os traemos lo que fue nuestra visita al Pastrana 10

Esta ubicado en la urbanización Alminares del Genil, en la calle Poeta Manuel de Gongora.
Se trata de una zona residencia cerrada, lo que le da a las terrazas una gran tranquilidad.
Practicamente enfrente esta el bar Alminares.

http://maps.google.es/maps?q=37.166756,-3.596269&num=1&t=h&sll=37.166546,-3.595189&sspn=0.006295,0.006295&ie=UTF8&ll=37.166614,-3.596054&spn=0.002107,0.004726&z=14&output=embed
Ver mapa más grande

Al llegar encontramos que aún había sitios libres, por lo que no tuvimos problema para encontrar hueco en la terraza.
Hacía solecito y buena temperatura, y era lo que pedía el cuerpo.

Así nos dispusimos a pedir; en primer lugar unas cañas, que con el día que hacía es lo que más apetecía.
Se trataba de unas cañas en copa que parecian más bien tubos por la cantidad.

Las tapas no son a elegir; de hecho nos pusieron algo muy habitual que se suele preparar los fines de semana como tapa, paella… el otro plato especial son migas…

Algo sabrosa, pero buena, la presentaron en dos platitos individuales.

La primera ronda duró poco, pues había hambre, por lo que no tardamo en pedir otra.
Otras dos cañas… en mi caso nada de tomates…

En esta ocasión la tapa eran tortitas; dos tortitas (creo que de esparragos blancos y berenjenas) que estaban jugosas y buenas.
No eran grandes pero cumplian con su cometido muy bien.

Poco a poco fue llegando gente al sitio, con lo que las mesas fueron ocupandose.
Pese a ello la chica que las atendía seguía con gran actividad y no tuvimos que esperar.

Esperar porque nos quedamos con hambre, y decidimos pedir una ración; no había carta… la carta era la camarera, que nos dijo una gran cantidad de platos.
Nos llamarón la atención varios, pero al final optamos por las clásicas croquetas, de cocido en este caso.

Fueron media docena de croquetas… a las que creo que les faltaba algo de tiempo en la sartén o freidora.
Y así llegamos al finl, a la hora de pagar; el precio de cada caña (que por tamaño parecian tubos como decía) era de 1,90€ en la terraza y el de la media de croquetas 9 euros…

Es un sitio recomendable para tomar unas cañas y estar a base de tapas, sobre todo ahora que llega el buen timepo, y es que además, nos permite estar tranquilos en el centro de la ciudad, y si van niños, o como en nuestro caso, nos acompañana Luna… es lo ideal.

Anuncios