Este sabado estuvimos en otro sitio nuevo.
Dando un paseo ibamos observando como una gran cantidad de terrazas se encontraban al completo, y es que el tiempo, pese a algo de fresco, acompañaba…
Así tras un rato decidimos probar un sitio que nos llamó la atención.
Se trata de La Hacienda Alhamar, situado en la calle que le da nombre.

http://maps.google.es/maps?q=37.168962,-3.602433&num=1&t=h&sll=37.168986,-3.602486&sspn=0.004215,0.009452&ie=UTF8&ll=37.168978,-3.602448&spn=0.002107,0.004726&z=14&output=embed
Ver mapa más grande

Es un local por el que han pasado varios negocios, con distintos nombres; está ubicado como decía en la calle ALhamar, haciendo esquina con Pintor Zuloaga, cerca de otros sitios como la Patrona, Made In Italy, La Fonda Z

Al llegar decidimos sentarnos en la terraza, pues había un par de mesas libres.
Lo que tenía de malo, al menos desde nuestro punto de vista es la cercanía a una calzada con un tráfico considerable y la ausencia de algún tipo de separación que otorgara algo mas de intimidad.

No tardaron en atendernos, y nos pedimos dos cañas; nos las sirvieron en copas, de un tamaño mas similar el de tubos.

La tapa no es a elegir, por lo que teniamos la duda de que se podía tratar.Nos dejaron mientras la carta, en la que aparecian los platos distribuidos en entrantes, carnes y pescados, con unos precios que arracaban en unos 11 euros en general, y al final un apartado de tostas, con un precio medio de 7,50€.

Mientras nos traian la tapa nos ibamos fijando un poco en lo llamativo de la entrada; según los rotulos, se define el sitio como bar, boutique, lounge, café… y lo que llama la atención nada mas entrar es la decoración moderna mezclada con aspectos clasicos y un mostrador con productos, que supongo sera referencia a la palabra boutique.
Se trata de productos de alimentación, gastronomía típica en su mayor parte, y alguna delicatessen.


A la derecha queda la barra, y la izquierda unas mesas, con taburetes altos junto a los ventanales.
Al fondo, en un apartado, una especie de salón, del que os dejo una foto.

En tanto, nos trajeron la tapa; eran unos trocitos de lomo al ajillo con un poco de perejil, acompañado de unas aceitunas.

A nuestro lado, mientras unas señoras mayores se disponian a pagar… lo que fue clave al final….

Volviendo a la tapa, y aunque en un principio parecio adecuada (a mi me encantan las olivas así) a la larga vimos que era escasa.

Nos fuimos tomando la cerveza y cuando ya nos disponiamos a pedir otra… cuando oimos una conversación en la mesa contigüa, y decidimos pedir la cuenta.

El importe de las dos cañas fue de 4,96€… a 2,48 cada una… siendo por lo que oimos el precio de los mostos de 2,15€.

Como siempre la última opinión la tienen los lectores… nosotros la tenemos muy clara.


Anuncios