Trás unos días más parados volvemos a tener una actividad más intensa.
Y es que esto parece que va por rechas jj.
En este caso os presentamos un sitio en el que estuvimos anoche, tomando algo y que lleva poquito tiempo abierto.
Escudo 11…

Un local situado en la floreciente zona de tapeo del centro de la ciudad, en los alrededores del ayuntamiento, mas exactamente en la calle Escudo del Carmén, que va desde el ayuntamiento anteriormente citado hasta la calle San Matias, junto a sitios como Garnatí, Lola por Dios o El Sol.

http://maps.google.es/maps?q=37.174526,-3.597285&num=1&t=h&sll=37.174334,-3.597006&sspn=0.001101,0.002363&ie=UTF8&z=14&ll=37.174334,-3.597006&output=embed
Ver Sitios para tapear en un mapa más grande

Un sitio que de entrada llama la atención por la cuidada decoración de tonos claros y elementos minimalistas.
En la entrada, discreta podríamos incluso pensar que se trata de un pub, en lugar de un bar restaurante.

Me recuerda la decoración a otros sitios, de los que ultimamente hemos puesto algú ejemplo y que añaden la coletilla “gastrobar” al nombre, como por el ejmplo el Salinas Gastrobar.

Al llegar nos sentamos en una pqueña mesa que había junto a la ventana que daba a la calle.
A nuestra derecha una barra partida por cuya mitad se podía acceder a un salón situado en la parte de atrás.

Había poca gente, por lo que enseguida nos atendieron.
Y que pedir en verano mejor que una caña?Pues eso hicimos… dos cervezas servidas en copa (que diferencia).

Y con la primera ronda la tapa que nos pusieron para acompañarla fue dos tostas crujientes con lomo y cebolla caramelizada acompañado por un cuenco de aceitunas.

Con el calor que hacía duró poco… y decidimos pedir otra mientras de fondo sonaba Almadraba.
Otras dos cervezas que en esta ocasión fueron acompañadas de dos rebanadas de pan crujiente con ensaladilla de cangrejo acompañadas de patata cocida con bacalao y naranja.

Como veis la presentación es muy cuidada, la verdad que gusta tomarse algo así.

En la calle había dos pequeñas mesas con taburetes, que estaban ocupadas.
Son las que se ven en la foto.

Y llegó la hora de pagar.
El precio de cada consumición 2€; precio lógico teniendo en cuenta el sitio y el entorno.
La verdad me resulto muy agradable la estancia.

Anuncios