Viernes noche… con el verano dando los últimos coletazos y una temperatura que acompaña a salir por la noche os traemos un sitio que me habían recomendado en casa, y que pese a que muchas veces habíamos pensando entrar, nunca lo llegamos a hacer…
Sín más… bodegas Espadafor, uno de los lugares con mas solera de Granada

http://maps.google.es/maps?q=37.181621,-3.600995&num=1&t=h&vpsrc=0&sll=37.181926,-3.600998&sspn=0.011965,0.006752&ie=UTF8&ll=37.181837,-3.60067&spn=0.001128,0.002363&z=14&output=embed
Ver mapa más grande

Ubicadas en la calle Tinajilla, perpendicular a la Gran Vía, con la que casí hacen esquina… y muy cerca de los Jardines del Triunfo y enfrente del antigüo gobierno civil tenemos estas clásicas bodegas.

Clasicismo y tipismo que se respira desde que entramos por la puerta… con una decoración en las paredes formadas por azulejos con motivos sobre la ciudad a principios de siglo.

El local es amplio. con techos altos sostenidos en antigüas vigas de madera y con unos suelos hundidos en algunos lugares por el paso de los años.
Tenemos a la izquierda una amplia barra y a la derecha unas mesas bajitas donde poder tapear o pedir algunas raciones.

Al final, al pasar el arco con motivos moriscos, a la izquierda la cocina que se ve desde la barra, y a la derecha, algo escondido, unas mesas en lugar apartado, a modo de reservado, con motivos tradicionales… y que podeis ver aquí abajo.

Llegamos y el sitio poco a poco se fue llenando, aunque logramos sentarnos en una mesa sin problemas.
El camarero nos atendio enseguida y pedimos dos cañas.
Mientras ibamos tirando fotos nos llamó la atención como poco a poco la gente entraba y al no ver sitio se quedaba esperando tomando algo de pie.

Detalle del azulejo

Entre tanto nos pusieron las dos cervezas y de tapa ensaladilla rusa (estaba muy buena) acompañada por colines. Tenía un tamaño bueno, si bien se me hizo corta…

Las tapas no son a elegir, así que llegado el momento de pedir la segunda, teniamos la incertidumbre de cual sería la tapa.
En esta segunda ocasión yo me decidí por un vermut y mi acompañante por otra caña.

No lo recordaba pero lo siento es que el vermut, aunque estaba muy bueno se subía rapidamente jjj.
La tapa que nos pusieron en esta ocasión fueron dos rebanadas de melva con pimientos y que podeis ver en la foto.
No desentonaba con la bebida y el pan estaba crujiente…

Así llegó la hora de pagar… mientra observaba desde dentro las botellas que tenían a la entrada a modo de decoración, nos trajeron la cuenta… total si mal no recuerdo unos 7€ y algo las cuatro consumiciones, siendo el vermut el que tenía creo un precio de 2€.

Un sitio típico de Granada que visitar si quieres conocer algo de la ciudad y salir de los sitios mas turísticos.

Anuncios