Aprovechando este fín de semana los últimos rayos de sol, y tras el paso de las lluvias, hemos vuelto a ir a un sitio que habíamos visitado hace algún tiempo, aconsejados por una lectora asidua.
Y es que todavía se podían aprovechar algunos rayos de sol… y eso hicimos en la terraza de la cervecería Cruz Blanca.
Con casi 26 grados al sol. decir que no sentaba nada mal una cerveza…
Esta cervecería está en la Plaza de Albert Einstein (o lo que queda de ella debido a las obras? del metro), junto al Camino de Ronda, en la intersección de la calle Gonzalo Gallas y Severo Ochoa.

http://maps.google.es/maps?q=37.177962,-3.609234&num=1&t=h&vpsrc=0&ie=UTF8&z=14&ll=37.177843,-3.609298&output=embed
Ver mapa más grande

Uno de los lugares de ambiente estudiantil por excelencia de Granada, no en vano, toda la zona hace vecindad con la Facultad de Ciencias.
La antigua (hace años) zona de marcha de Granada, esta ahora ocupada por bares de tapas y restaurantes.
Nada más llegar, logramos un hueco entre las sombrillas donde diese el sol.
Enseguida nos atendieron, y si bien no había mucha gente, al poco rato se habían ocupado todas las mesas.
Aunque nos sentamos en la terraza, al entrar, nos encontramos con un local amplio, con una barra a nuestra derecha y un salón a la izquierda.

La decoración tiene un toque clásico, con elementos decorativos imitando ser antigüos.
Claridad y limpieza son dos aspectos a destacar del local.

En el exterior nos atendieron enseguida, nada mas sentarnos.
Para variar… nos pedimos dos cervezas; como no, que es lo que pedía el cuerpo.
La tapa no es a elegir. Al servirnos las dos cervezas en copas grandes, nos trajeron la tapa.
Era un plato de migas de harina con pimientos y longaniza. y aderezado con oregano.

Es algo que suelen hacer en muchos sitios llegados los sábados y domingos.
Cambiar las tapas de entrada por otras mas especiales como arroz o migas.
La cerveza nos duró relativamente poco , por lo que decidimos pedir otra ronda.
Mientras algunas mesas se habían quedado libres… y algunas nubes habían tapado los rayos del astro rey.
La tapa que nos pusieron para acompañar estas (otras) dos cervezas era un plato de calamares a la romana con unas rodajas de tomate y lechuga.

Al ir escondiéndose el sol, nos tuvimos que tomar la cerveza mas rapido… y casí acto seguido pedir la cuenta.
El precio de cada consumición fue de 2€, siendo el montante total de 8€.

Os dejamos a continuación con algunas fotos de nuestra anterior visita en la que nos pusieron paella de tapa.

Anuncios