Antes de empezar las fiestas. os traemos el último sitio que visitamos la semana pasada.
Y es que ahora, al ser editor también en Applesencia, tengo que administrar más aún el tiempo 🙂 .

El bar que os traemos es la Bella Kurva, y aunque solo pudimos tomar una tapa, os vamos a contar que tal fue todo y aunque sea algo mas breve que otras veces… adelante.

Este sitio lo podemos encontrar en la calle San Jerónimo, una vez pasada la Plaza de Universidad, llegando al corazón de la ciudad.

http://maps.google.es/maps?q=37.177911,-3.600909&num=1&t=h&vpsrc=0&ie=UTF8&z=14&ll=37.177979,-3.600925&output=embed
Ver mapa más grande

Bar de ambiente joven, encontramos una clientela variada, si bien predomina un aire alternativo.
Es un local prácticamente diáfano, con mesas altas situadas alrededor y una amplia barra en forma de L.

Al entrar encontramos sitio sin problema, si bien otras veces suele estar lleno.
Nos situamos en la barra… y curioseamos en la carta con tapas mientras mirábamos la colección de botellas que teníamos enfrente.

Al rato el camarero nos pregunto que íbamos a tomar… dos cañas, que aunque hacía frío era lo que más apetecía.

El local esta decorado con pocos elementos, predominando la madera, y los elementos rústicos.
La iluminación es escasa, lo que favorece la sensación de rusticidad.

Una vez servida las bebidas pedimos la tapa; son a elegir dentro de la carta que tienen disponible, y no son las típicas que podemos encontrar en los bares de ambiente joven.
Se trata de tapas originales, digamos étnicas… y así nosotros nos pedimos unas bolas de arroz miso apustu.

Tardaron bastante en servirla todo hay que decirlo, y se corresponde con la foto que veis.
En ese momento sonó el móvil… mientras pedíamos la segunda.
Era ceviche ( pescado blanco marinado con lima y cilantro ), y desgraciadamente no ha salido en las fotos.

El precio de las dos cañas fueron 4€, el precio habitual últimamente en muchos sitios…

Por otro lado en estas navidades esperamos poder encontrar más sitios que traer… así que mientras no comáis demasiado, y dejad hueco para una caña…

Anuncios