Hemos estrenado ya el año 2012 (antes de nada y con retraso, feliz año…
Llevamos apenas una semana y las navidades van tocando a su fín.
Estos días hemos tenido el blog algo parado pues un problema informático nos ha dejado en la cuneta unos días… pero al final ha sido arreglado.
Pero bueno, mientras lo solucionábamos no hemos dejado de probar algunas cosillas, y como muestra este primer sitio que os traemos.
Se trata de Gourmet24, un coqueto local en el centro de Granada…

Lleva una semana abierto, y es algo que se nota… todo nuevo y reluciente al llegar.
Para poder encontrarlo nada tan facil como dar una vuelta por Puerta Real, y al llegar a la antigüa Diputación, asomarnos a la Plaza del Campillo Bajo, justo a espaldas de la Carrera de la Virgen, haciendo esquina con la calle San Pedro Martir.

Ver mapa más grande

Es un establecimiento cuidadosamente decorado, pero a la par que minimalista.
Hay distribuidas unas 8 mesas en un espacio limpio, sin columnas ni tabiques, con amplios ventanales que nos muestran la plaza.

Hay una barra que sin ser muy amplia, si que permite si permite un desahogo de las meas cuando estas se llenan.
Al llegar había ocupadas dos mesas, así que nos sentamos sin problema.
Los dos chicos que atendían eran muy agradables, y no tardaron en servirnos.

Habíamos visto algunas tapas pasar, así que tras pedir dos cañas teníamos la curiosidad por ver que nos servían.
Las tapas como ya veis, no son a elegir… y en nuestro caso la primera fue carne en salsa con patatas, pero presentada en cuencos individuales, con sus dos rebanadas de pan.
Tanto el continente como el contenido estaban muy logrados, y de tamaño era el apropiado.

Además como nota curiosa, es que las cañas las sirvieron en vasos apropiados, y no como en muchos sitios donde ultimamente las sirven en vasos de Ikea… pero de vino.
Habíamos pensado en cambiar, pero viendo que estábamos agústo, sentados y calentitos, y sabiendo del frio que hacía en la calle decidimos repetir…

En esta ocasión volvimos a pedir dos cañas… y la tapa que nos pusieron fue dos patatas asadas con aceite y pimienta en rodajas, que a modo de tostada servían de cama para unos trocitos de pulpo a la gallega que acompañábamos con los cuencos de pipirrana que llevaban al lado.

Como habéis visto, ambas tapas eran muy curiosas… y entre tanto el local era un continuo ir y venir de gente…
Me llamó la atención la puerta de acceso a la cocina, que aparece en la segunda foto y donde aparecen detallados precios en tiza.
Mientras hablábamos iba tirando fotos alrededor… pero la gente hacía que fuese complicado…

En esto que llegó el momento de pedir la cuenta… el precio de cada caña, que no estaban mal de tamaño, fue de 1,60€. Nos sorprendió el precio gratamente, pues es raro hoy día encontrar un sitio donde uno reciba buen trato, el sitio este bien y las tapas sean interesantes, y todo por menos de 1,80… y no hablo de la cifra que se aplica en general de 2€

Es más, hemos ido, y gente de mi circulo tras comentarlo han optado por hacer una visita y han salido satisfechos… por lo que no podemos más que seguir recomendándolo y desearles mucha suerte con su negocio.

Os dejamos con las últimas tapas que hemos probado.

Anuncios