Estamos en los inicios de la semana, y aunque antes de tiempo, os traemos otro sitio que hemos descubierto.
Nos agradan sobremanera los comentarios y correos recibidos, donde tanto foráneos como paisanos nos hablan con agrado de lo bien que lo han pasado probando los sitios que hemos publicado, con buen ambiente y gran calidad por regla general en las tapas.

Hoy os presentamos Picoteo, un local situado en la calle Alhamar y en una zona donde están proliferando los negocios de hostelería y así encontramos Entre Telas, Teta de Novicia, La Patrona de Graná

http://maps.google.es/maps?q=37.169059,-3.600936&num=1&t=h&vpsrc=0&ie=UTF8&z=14&ll=37.168683,-3.600876&output=embed
Ver mapa más grande

Pero hoy nos centramos en Picoteo así que adelante.

Un gran ventanal que nos deja entrever las mesas a la entrada hace de entrada.
A la derecha el grupo de mesas, y al fondo la barra en forma de L.

Una decoración muy cuidada, con primacía de colores oscuros y toques minimalistas. Nosotros encontramos acomodo en unas mesas elevadas que había cerca de la barra.

Esta ya se encontraba llena, si bien las mesas en la entrada estaban aún disponibles. Esa circunstancia duró poco, pues en cuestión de minutos se completaron.

En nuestro caso, y nada más sentarnos nos atendieron; había personal pendiente de que no faltase nada.

Nos pedimos dos cañas, que sirvieron en copa. Mas que cañas parecían tubos por la cantidad. Fueron las primeras… y con ellas una tapa a elegir con una posibilidad de dos variedades “por reunión”.

Como no nos esperábamos que la elección fuese libre, pedimos la primera que vimos en la carta… montadito de lomo, y que veis aquí abajo.

No nos duraron mucho, ni la tapa ni las cervezas, así que al poco tuvimos que pedir otra ronda. El sitio ya se había llenado y había gente esperando encontrar un sitio para sentarse. En la barra por descontado que estaba todo lleno

En esta ocasión fueron dos tapas distintas.
Por un lado patatas al alioli y por otro lado un montadito de bacon con huevo de codorniz.
Bastante buenas ambas, a mi me gustó mucho la textura que tenían, suave y con intenso sabor.

 

Llegó la hora de pagar, pues ya no admitían los cuerpos más ingesta de líquidos y alimentos.
El precio de cada consumición creo recordar que era de 1,80€, si bien hablo de memoria y es algo que me podrían o no confirmar nuestros lectores.

Anuncios