Cambio de aires para este fin de semana.
Emigramos de la conocida zona del centro de la ciudad a la calle Pedro Antonio de Alarcón, otrora nucleo de la marcha en la ciudad.
Es una zona de estudiantes y los sitios (en su mayoría que podemos encontrar son de ambiente joven).
Esta vez hemos ido a un sitio del que nos hablaron Isa y Ramón; vamos a la Tita Paca.

Para ubicarlo no tiene perdida; calle Pedro Antonio de Alarcón, paralela al Camino de Ronda entre Socrates y Obispo Hurtado.

Al entrar una barra queda a nuestra izquierda, con profusión de madera, a modo de taberna antigua. Al fondo unas mesas donde poder tapear o pedir alguno de los platos o raciones de la carta.
La decoración es tradicional, algo recargada a lo que contribuye que el local no es muy grande.
El servicio es rapido a lo que contribuye que la cocina esta junto a la barra y no tardan nada en preparar las tapas.

En nuestro caso nos quedamos en la barra, ya que había un hueco y las mesas estaban todas ocupadas.
Esta vez sí que las tapas son a elegir. Para acompañar las cervezas en la primera ronda decidimos pedir pinchitos.
Los sirvieron en un platito pequeño con algunas patatas chips. Lo mejor de todo fue la jarra helada de cerveza, que para la epoca que viene siente genial.

Debido a que no eran muy grandes al poco rato pedimos otras dos cervezas.
Esta vez la tapa que elegimos fueron dos hamburguesas, también acompañadas de chips.

El sitio se había llenado por lo que optamos por saldar la cuenta e irnos.
El precio fue de 1,80€ cada consumición.

Anuncios