De nuevo estamos aquí con vosotros. Y es que lo creáis o no, se echa de menos el poder estar por aquí en contacto con nuestros lectores. Ah y gracias una vez más por los sitios que recomendáis. Si no han aparecido aún, no penséis que los hemos ignorado. Es tan solo que falta tiempo, y porque no decirlo, no abunda el dinero :-P.

Mucho me estoy “enrollando” hoy, así que basta de rodeos. Esta semana, y aunque inicialmente teníamos previsto publicar un sitio en uno de las zonas de expansión de la ciudad, por causas ajenas, sin embargo hemos tenido que cambiar sobre la marcha.

Así nos quedamos al final en el Barrio Figares, más exactamente en la calle Marques de Mondejar, una paralela a la calle Alhamar. Estuvimos disfrutando de la terraza de un sitio nuevo, La Pecera.

http://maps.google.es/maps?q=37.168358,-3.599707&num=1&t=h&ie=UTF8&z=14&ll=37.168247,-3.599707&output=embed
Ver mapa más grande

En una zona con numerosos lugares de calidad donde tapear, no en vano está muy cerca de sitios como Casa Antonio, La Fonda, Picoteo, La Fonda Z o Entretelas, este local lleva escasamente un mes abierto.

La calle es tranquila y al dar junto a una placeta, hace que sea un buen sitio donde disfrutar de la terraza. El local anteriormente estaba ocupado por otro bar. Tras la remodelación, con una decoración más moderna y luminosa, ha cambiado totalmente de ambiente.

El interior, con colores claros, grandes ventanales y una amplia barra, transmite limpieza. La actividad ademas es constante, con un entrar y salir de gente. Además, como consecuencia del fútbol, han instalado una gran pantalla donde un grupo de alemanes se deleitaba viendo la victoria de su selección.

Nosotros decidimos sentarnos fuera, pues aunque en el interior había mesas libres, los que nos leéis ya sabéis que no soy muy amigo de televisión y bares… conjunción mortal.

En el exterior unas mesas altas junto a la puerta y otras tradicionales cruzando la calle junto a la placeta. Nos atendieron muy amablemente en cuanto nos sentamos. Que decir que con las temperaturas que tenemos estos días, lo que pedimos fueron dos cervezas.

Servidas en copa, bien frías, que en esta época siempre se agradece, nos pusieron al poco la tapa. No es a elegir, por sí alguien quiere saberlo. Esta primera consistía en un plato de champiñones con arroz basmatí. Francamente buenos, aunque a mí, y es una opinión muy personal, el arroz me gusta algo más pasado. Además, como se aprecia, tenía un tamaño más que aceptable.

La segunda ronda, porqué la primera tardó poco en “caer” consistió en otras dos cervezas, estas tomadas ya de forma más pausada. La terraza ya se encontraba llena, por lo que tardaron algo más en servir la tapa. De todas maneras, no fue un lapso de tiempo excesivo. Esta segunda tapa consistió en un plato de carne en salsa con champiñones y acompañada de unas patatas chips. La salsa muy, muy buena.

Estuvimos un rato bastante agradable, acompañado además por los gritos de los alemanes celebrando los goles de la mannschaft.

Así, casi sin darnos cuenta llegó la hora de irse. A la hora de pagar, un total de 8 euros hicieron el montante de la cuenta. Nos íbamos, tras un rato agradable, pensando en cual sería el próximo sitio que traer a estas páginas, que casi seguro va a ser…

Anuncios