Esta vez y siguiendo las recomendaciones de los amigos de Facebook hemos regresado a la zona del Palacio de Deportes. La semana pasada estuvimos en A Kal Maño y esta vez, buscando de nuevo tapas tradicionales y aprovechando el buen tiempo hemos decidido aprovechar que no había futbol en Granada y el sitio estaba más tranquilo.

Hemos ido al bar Molinero en la calle Pintor Hermenegildo Lanz y esta ha sido nuestra experiencia.

Al llegar encontramos sitio en la terraza por lo que nos situamos en una mesa en la que daba la sombra. Poco a poco el sitio fue llenándose de gente. En ese rato nos atendieron y pedimos dos cervezas (tubos).

La tapa era a elegir con un máximo de dos variedades y en nuestro caso decidimos pedir dos bocadillos de carne en salsa. Una de las opciones era la hamburguesa, pero nos comentaron que estas se hacían por la noche.

Muy amable el camarero nos informo sobre otras tapas que no aparecían en la carta, desde mollejas, manos de cerdo, etc.

Nos sirvieron los dos bocadillos en un pan delicioso, algo que junto al buen día que hacía y la tranquilidad en la terraza, disfrutamos aún más.

En ese momento había llegado más gente, y en ese momento pedimos otra segunda ronda. Esta vez dos refrescos pero en esta ocasión preferimos pedir dos tapas distintas.

Un bocadillo de lomo alioli y un plato de patatas a lo pobre con morcilla y un huevo. Como se puede apreciar, tapas generosas y tradicionales. Además, en este caso, tenían un gran sabor.

Una vez terminada la ronda, decidimos pedir la cuenta. El total. 7,20€ las cuatro consumiciones, a un precio de 1,80€ cada una. Un precio excelente para los tiempos que corren y que seguro hace que regresemos en otra ocasión.

Anuncios