Esta semana hemos ido a un sitio al que le teníamos aprecio en el poco tiempo que permaneció abierto. Ahora ha vuelto a abrir sus puertas, pero con otro nombre y con otros responsables al frente. Si anteriormente era conocido con el nombre de El Refugio, ahora ha pasado a llamarse La Rocina.

Vamos a acudir a una de las zonas de Granada donde abunda el buen tapeo y los sitios de calidad. Lugares como La FondaCasa AntonioEntretelas o Er Soniquete ofrecen muy distintos tipos de tapeo. La Rocina es un local con ambiente familiar y cocina tradicional que podemos encontrar en la calle Mulhacen.

La distribución sigue siendo similar a la que antes había. Una serie de mesas que nos dana la bienvenida distribuidas por e interior y una barra en forma de “L” al fondo. Los elementos decorativos no destacan en manera alguna.

A nuestra llegada todas las mesas, a excepción de dos, estaban ocupadas por lo que decidimos sentarnos en la barra. En ella solo había dos clientes por lo que nos atendieron enseguida. A tenor de las mesas que había, se trataba de clientes habituales y el local tenía un ambiente familiar.

Nosotros nos pedimos dos cañas para empezar y nos pusieron de tapa un plato de patatas fritas y croquetones. Las fotos son las que acompañan a este párrafo y como podéis ver tenían un tamaño más que interesante.

Para una segunda ronda volvimos a repetir dos cañas y es que aunque es en verano cuando más apetecen, todavía no hace un frío que haga olvidar una buena cerveza. En esta ocasión la tapa fue mejor que la anterior.

Un plato cons dos bocadillos de lomo con roquefort acompañados de unas patatas chips. El tamaño de los bocadillos era más que generoso. Antes olvide decirlo, pero las tapas salen por orden de la cocina así que no se puede saber que va a tocar.

En todo ese tiempo ya no quedaba sitio libre en la barra y no paraban de salir tapas y raciones. Respecto de estas últimas, se trata de platos caseros, platos tradicionales que podemos pedir tanto en la barra como en la mesa.

Nosotros en ese momento nos preparamos para abonar la cuenta. 7,20 euros por las cuatro cañas. Un sitio agradable al que volveremos más veces.

Anuncios