Caña y segunda tapa

Otro viernes más como venimos haciendo desde hace más o menos cuatro años estamos aquí con todos vosotros para tratar de traer los sitios para tapear más aconsejables en la ciudad de Granada. Y es que imitadores y gente que roba ideas aprovechandose de otros hay muchos, pero solo aquí vas a encontrar las impresiones de primera mano, sin ningún tipo de edulcorante y sobre todo y lo que es mejor, con la ayuda de todos vuestros comentarios, tanto aquí como en las distintas redes sociales.

Y sin querer extenderme más, vamos a proceder con el sitio que hoy os presentamos. Algunos de vosotros quizás habréis probado un lugar llamado El Cayao, situado en la calle Mulhacen, perpendicular a Alhamar. nosotros habíamos ido algunas veces y hace dos semanas nos dimos cuenta como había cambiado, de propietarios y de estilo. Ahora se llama La Mimbre Centro.

Entrada

Como decía, situado en la calle Mulhacen, perpendicular a Alhamar está en una zona con abundantes bares para tapear y de todos los estilos. La lista es tremenda y podemos incluir Entretelas, La Fonda, La Fonda Z, Teta de Novicia, Taberna Belmonte, Casa Antonio, La Rocina, Picoteo, La Patrona de Graná… y así unos cuantos más.

Como hacía buen tiempo y aún daba un buen y apetecible sol en la terraza, decidimos ocupar una mesa. Esto ha hecho que no haya fotos del interior, pero al entrar un par de veces, pude ver como se trataba de un local amplio, con ambiente acogedor propiciado por la madera y las paredes blancas y que transmitía limpieza. La distribución estaba compuesta por una barra a la derecha y un grupo de mesas en un pequeño espacio a nuestra izquierda.

Una vez sentados, la chica que se encargaba de la atención en la terraza nos preguntó y sirvió rapidamente. habíamos pedido dos cervezas, que nos pusieron en copa y bien frías. Como hacía una buena temperatura al sol, sentaron bastante bien. Para acompañar esta primera ronda, nos pusieron un platito con dos cuñas de tortilla de verduras a modo de pincho. Sin ser muy abundante he de decir que estaba francamente buena.

Caña y primera tapa

Tortilla de verduras

Era mediodía y como el hambre apretaba, no tardamos en pedir otra ronda… con otras dos cervezas.
Esperando de nuevo la tapa, que olvidé decir, no son a elegir, el sitio se había llenado de gente en su terraza, buscando como nosotos unos rayos de sol de invierno.
Para esta segunda tapa, nos sirvieron un plato de carne con tomate y patatas fritas que podéis ver bajo estas líneas.
La nota agradable, es que la camarera nos preguntó si no nos gustaba, en cuyo caso no cambiaba la tapa, pues nuestro ritmo lento, disfrutando del sol, lo podía dar a entender. Nada más lejos de la realidad, es de agradecer una buena atención así.

Carne en salsa con patatas

Patatas y carne en salsa

A medio camino de nuestra ronda pensamos en pedir algo para “picotear”. No había aún carta, pues la estaban haciendo, por lo que la chica nos enumero los platos disponibles. Huevos rotos con jamón, flamenquines, croquetas caseras, puntas de solomillo, ensalada mimbre… nosotros pedimos dos flamenquines.
Muy buenos, me recordaron mucho a los que servían en El Cayao, con sus platos de comida casera.

Flamenquines

En eso que pensábamos ir pagando al terminar nuestro plato, cuando la chica nos informó que los flamenquines no llevaban una salsa con la que aparecerían en la carta debido a un problema técnico, por lo que en compensación nos invitaron a otra nueva ronda. Otro gesto muy de agradecer, pues no sabíamos nada de la falta de esa salsa y tuvieron ese detalle.

Revuelto de setas con jamón

Revuelto de setas

Para estas otras dos copas de cerveza, la tapa que nos sirvieron estaba compuesta por un plato de revuelto de setas con jamón y cebolla. Justo cuando dábamos cuenta del mismo, el sol comenzó a esconderse tras los edificios, por lo que ante la bajada de la temperatura decidimos irnos, no sin antes pagar.

Tortilla de verduras y caña

El precio total no lo recuerdo a ciencia cierta, por lo que prefiero no mojarme demasiado. Cada consumición, en terraza, no recuerdo si era 1,80 o 2 euros y el plato si la memoria no me juega malas pasadas, eran 7 euros. En total unos 15 euros para un rato muy agradable y con un trato excelente.

lamimbrecentro

 

 

Anuncios