Fritura Variada s

Otra vez nos encontramos con todos vosotros como cada semana. Las navidades ya se acercan a su final, con muchos niños y no tan niños pendientes de la noche de reyes y que les pueden traer sus majestades de oriente.

Nosotros por ahora nos conformamos con seguir contando con tu lectura,  intentar seguir haciendolo lo mejor posible y si puede ser, con tu ayuda en el concurso 20 Minutos por medio de tu voto.

Una vez hecho el paréntesis, hoy volvemos a traer un sitio de pescado. Si hace unas semanas estuvimos en el Rincón de Rodri en esta ocasión hemos acudido a un local relativamente nuevo, el Bienmesabe.

 Entrada

Ubicado en el centro de Granada, en la Plaza de Campo Verde, junto al Aliatar y entre las calles Mesones y Alhondiga tenemos este pequeño establecimiento que pasaría desapercibido si no fuese por el cartel publicitario a la entrada de la calle. En dicho cartel se anuncia algo típico en otros sitios pero que en Granada es novedoso. Se trata del pescado para llevar en cucuruchos de papel, algo que hasta ahora yo solo había visto en Malaga y Cadiz.

 

El local como decía, es pequeño, con una barra alargada que abarca toda la extensión del bar y un pequeño pollete en la pared frontal a la barra.

Más precios 

Como al llegar no había demasiada gente, nos pudimos sentar comodamente en la parte central. Poca decoración y nada en especial que destacar, salvo una predominancia del color blanco que le daba un aire de limpieza y porqué no decirlo, un aire que me recordaba a los sitios de costa.

 Dos cañas

No tardamos en pedir una primera ronda con dos cañas. Las tapas, obviamente compuestas por pescado en su mayoría no son a elegir. En nuestro caso había visto pasar platos con migas, así que estábamos expectantes. Al final no, no fueron migas, sino un platito con calamares fritos. No era muy abundante, todo hay que decirlo, pero se trata de la tónica de las tapas en muchos lugares especializados en pescado.

 Calamares fritos

Como nos habíamos quedado con hambre, decidimos pedir alguna ración de todas las que figuraban en la pizarra. Los precios eran significativamente más bajos que en otros sitios que han aparecido en el blog, lo cual siempre es de agradecer, más en los tiempos que corren.

 Caña en perspectiva

No obstante, antes de la ración pedimos otra ronda, pues la primera cerveza ya era historia. Junto a otras dos cañas, la tapa que nos pusieron fue un plato con cuatro pescadillas fritas.

 Caña y pescadillas

Caña

Pescadillas

Como al ver la tapa, no disminuyó la sensación de hambre, nos dispusimos a pedir una ración de fritura variada.

Pizarra de precios

Esta vez tardó un poco más, debido sobre todo a que en ese momento el local estaba completo.

Al llegar el plato, encontramos con que la fritura estaba compuesta de calamares, rosada, boquerones, gambas, quizás rape o cazón y unos pimientos fritos de adorno. Con un sabor delicioso podemos además afirmar, que como se suele decir, salimos comidos.

Fritura variada

 
Ración de Fritura variada

A la hora de pagar, un total de 15,80 euros teniendo cada caña un coste de 1,70 euros. Aunque el tamaño de las tapas pueda no ser muy grande, el precio de las raciones bien vale la visita, máxime cuando por una de similar tamaño, en otro conocido sitio de pescado se llegan a pagar cerca de 15 euros.

         

Anuncios