Otra semana y ya en el mes de marzo. Esperando la llegada definitiva del buen tiempo y sino al menos del sol, llega el momento de aprovechar cualquier hueco para disfrutar del buen tiempo en una terraza, en un parque…

Y si es en Granada a esto podemos añadir que este rato de esparcimiento puede darse tomando una cerveza y disfrutando de algo tan nuestro como es el tapeo. Porque Granada no es solo botellón, hay mucho más…

En esta ocasión hemos seguido el consejo de Isa y Ramón y nos hemos desplazado hasta los aledaños del río Genil, en la urbanización Jardín de la Reina y en una de sus calles pasamos un rato agradable en la terraza del Mas que Vinos.

El local se encuentra ubicado en la calle Albahaca haciendo esquina con el Paseo de la Reina, cerquita de La Cabaña del Río, Los Santanderinos, el Parque del Vino  o el Dikken

2013-03-08 13.56.26 Caña y primera tapa Carne en salsa con champiñones de t apa Carne en salsa con champiñones Cartas Lomo en orza Más que Vinos Salón Segunda tapa.

Estuvimos sentados en la terraza, aunque nuestra intención inicial era tomar algo dentro. En su interior, un local de cuidado diseño, con una gran sensación de limpieza. Paredes con piedra vista y madera siempre visible a modo de un antigüo mesón. Una barra aparece a la izquierda con forma de “L” mientras a la derecha un grupo de mesas ocupan un pequeño salón, ideal para tapear o probar unas raciones.

Nosotros al ver el sol, nos salimos a la terraza, ocupando una de las dos mesas disponibles. Lástima del tráfico que a esas horas era más intenso…

Al poco de sentarnos nos preguntaron que queríamos tomar. Con ese tiempo lo ideal eran dos cañas. Esperábamos que nos preguntasen por la tapa, algo que nos habían comentado Isa y Ramón, pero no fue así, por lo que no sabíamos que tipo de tapa podrían servir.

Para esta primera ronda la tapa fueron dos tostas de pan con lomo en orza bañada en aceite de oliva y acompañado por unas aceitunas., cuyas fotos podéis ver bajo estas líneas.

Empezó a soplar una ligera brisa que movía las nubes con rápidez, pero aún así pedimos una segunda ronda. Otras dos cañas y esta vez si nos preguntaron la tapa… habitas, calamares, tortilla de patatas, almejas, revuelto, carne en salsa con champiñones….

Esta última fue nuestra particular elección, Vino servida en dos cazuelitas individuales con dos rebanadas de pan tostado y crujiente. El pan acompañando la salsa sigue siendo uno de los vicios que deberían estar prohibidos…

En ese momento la brisa se había transformado en golpes de aire que en ciertos momentos eran molestos por lo que decidimos abandonar la terraza tras abonar la cuenta.

El precio de las cuatro consumiciones fue de 8 euros, 2 euros cada una de ellas.

Anuncios