Nos podemos tomar unas cañas en este bar si nos desplazamos hasta la calle Gonzalo Gallas, a espaldas del Camino de Ronda, llegando casí junto al antiguo edifico Flex.
Otro pequeño bar, caracterizado por tener una carta de tapas amplias (como casí todos los de la zona) y con las mismas variedades, si bien no tienen una calidad destacable.
El servicio correcto, cum
ple sin más.

Otro bar en el que el estar sentado se convierte en una utopía.
El ambiente es eminentemente universitario tanto por la cercanía de la Facultad de Ciencias, como por la zona, residencia habitual de muchos estudiantes.

Anuncios